Los profesores dan a la tecnología un uso tradicional en sus clases

03/09/2012 | Publicado en: Noticias del Sector

Pasar contenidos y presentar información, más que contestar evaluaciones o trabajar en foros es con lo que se encontraron los investigadores del Mineduc y del IIE de la U. de la Frontera.  

Pamela Elgueda T.

Usar Power Point para entregar los contenidos de la clase o para que los alumnos apoyen una disertación es el uso más básico o tradicional de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en una sala. Utilizar computadores para comunicarse con los alumnos, invitarlos a hacer sitios web, componer o editar una canción o usar programas de dibujo es más innovador y acorde con la forma en cómo se aprovechan las TIC en países con buen desempeño educativo.

Con uno que otro matiz, los profesores chilenos de Lenguaje, Matemática y Ciencias hacen un uso más tradicional de los recursos digitales, según un estudio exploratorio realizado por investigadores del Instituto de Informática Educativa (IIE) de la Universidad de la Frontera y del Centro de Estudios del Ministerio de Educación.

El reporte, presentado en el último Congreso Interdisciplinario de Investigación en Educación (organizado por CIAE y Ceppe), es parte de una encuesta nacional realizada en 601 colegios que reciben subvención y donde se implementó el Plan de Tecnologías para una Educación de Calidad (Plan TEC).

Esta iniciativa dotó en 2009 de equipamiento tecnológico de avanzada a esos establecimientos. Y en 2011, el Mineduc hizo una encuesta para averiguar cómo se estaban utilizando las tecnologías en esos colegios, para lo que consultaron a alumnos, coordinadores de informática y a docentes.

Entre estos últimos, estaban los 278 profesores de enseñanza media, de Lenguaje, Matemática y Ciencias que mostraron, en general, un uso tradicional de las TIC, o sea, las utilizan para transmitir conocimiento y en un contexto donde el alumno tiene un rol pasivo.

“Hicimos una lista de actividades, como chatear, indagar, trabajar de manera colaborativa, que son prácticas activas que promueven las TIC. Son actividades innovadoras, donde el alumno tiene control de la tecnología, pero cuya frecuencia de uso es muy baja respecto de las otras, más pasivas”, explica Gustavo Astudillo, sociólogo del Centro de Estudios del Mineduc, y uno de los autores del estudio junto a Christian Labbé, Carolina Matamala y Enrique Hinostroza, del IIE.

Esto no tiene que ver con el mayor o menor dominio que los profesores tienen del uso de dispositivos o softwares , sino más bien con sus propias prácticas pedagógicas. “Este estudio exploratorio nos permitió encontrar cierta evidencia de que las TIC por sí mismas no transforman el aula, instalarlas no implica hacer innovación, sino que están asociadas a la práctica docente”, resalta Astudillo.

Personalización

En el colegio Instituto de Orientación Psicopedagógica (Idop), de La Cisterna, la tecnología está presente en cada rincón. Una alianza con Telefónica les permitió equiparse con dispositivos como equipos classmate (computadores personales diseñados para niños), pizarras interactivas y conexión a internet banda ancha, entre otras herramientas.

Equipamiento que, por cierto, fue acompañado con una capacitación para los docentes y posterior adaptación de los contenidos curriculares. “Las TIC son una ayuda en mis clases, porque puedo apuntar a las habilidades de los estudiantes en el uso de ellas, con lo que ellos participan activamente”, explica Víctor Godoy, profesor de Matemática y coordinador de “Tecnologías en el Aula”, del colegio. “Pero ojo, que las TIC se usan en momentos clave de la clase, no todo el tiempo”, añade.

Por ejemplo, el profesor Godoy las usa en las evaluaciones. “Tengo retroalimentación inmediata que me permite saber cuál es el aprendizaje que está obteniendo el estudiante. Así, el tiempo que antes usaba en revisar trabajos y pruebas, ahora lo uso en la elaboración de material educativo”.

En la misma línea, Sebastián Barrientos, director de Enlaces, explica que este estudio y otros les han mostrado que los profesores usan las TIC como una herramienta más, “como un libro o como el trabajo en grupos”.

“Por eso, buscamos que nuestros proyectos les hagan más sentido a los docentes, y nos preocupamos de tener iniciativas con diversas dificultades tecnológicas y que se relacionen con lo que a ellos les interesa enseñar”, explica.

Y es que al final, coinciden Barrientos y el profesor Godoy, las TIC ayudan a una educación más personalizada, que permite que cada estudiante avance a su ritmo.
_______

97%

de los profesores de ciencias encuestados usa las TIC para enseñar contenidos curriculares, actividad que también declara el 95% de los docentes de matemática y el 85% de los de lenguaje.

59%

de los docentes de ciencias enseña a investigar a sus alumnos usando TIC, versus el 47% de los de matemáticas y el 35% de los de lenguaje.
_______

Razón de las diferencias

Sebastián Barrientos se explica la diferencia en el uso de TIC entre profesores de asignaturas científicas y humanistas, entre otras razones, porque existen menos recursos pedagógicos elaborados para profesores de esa área.

“En ciencias y matemáticas no importa el idioma, el ejercicio es similar por lo que la traducción no es problema. En Lenguaje no pasa eso, la herramienta puede funcionar en un idioma y no en otros”, ejemplifica. Por eso, la utilización de TIC en asignaturas humanistas pasa por otro tipo de recursos, quizás -propone Barrientos- trabajar en sitios colaborativos (wikis).

Fuente: EL MERCURIO

Ver más Noticias